Plomo y zinc en las pantallas de televisión